08/09/2017

Yerma o el problema sin salida

La obra dirigida y protagonizada por Julieta Cancelli pone en escena uno de los grandes dramas de Lorca, “Yerma”, en una adaptación que respeta casi por completo los diálogos y que tiene el gran acierto de acompañar la representación con música en vivo y coreografía flamenca. La obra aborda una de las temáticas que distinguen el teatro de Lorca, el rol oprimido de una mujer que se debate entre la realidad y sus verdaderos deseos. Funciones los sábados 19: 30 en Teatro el Cubo, Zelaya 3053, CABA. Por Leandro Ramos, para ANRed

El título “Yerma o la cuadratura del círculo” alude a dos problemas sin salida. La cuadratura del círculo se remonta a la geometría de los griegos, quienes buscaron sin éxito un cuadrado con la misma superficie de un círculo cualquiera utilizando sólo regla y compás. A pesar de buscarlo con entusiasmo se convencieron de la imposibilidad del caso.

Yerma, la protagonista de esta obra, representa el otro problema. Personificada por Julieta Cancelli, esta mujer se debate entre su deseo personal de concebir hijos y la violencia de su marido quien, frustrado por su propia impotencia ante el deseo de su esposa, la condena al encierro hogareño y las tareas domésticas. El círculo tampoco se puede encuadrar en este caso. El problema de Yerma se hace irresoluble desde el momento en que la sociedad la culpa de una supuesta esterilidad que consume su existencia.

El drama toma vida a partir de actuaciones más que destacables, que hacen de un guión ciertamente anacrónico un diálogo fluido, atrapante, lleno de humanidad que no pierde la profundidad ni la frescura. Es difícil recuperar la vigencia de un clásico que cuenta con cientos de puestas en escena en diferentes lugares del mundo por más de ochenta años, y si “Yerma o la cuadratura del círculo” lo logra, es gracias a sus actuaciones y el acertado acompañamiento musical y coreográfico.

A decir verdad, Lorca tenía una gran afición por la música, y la renovada puesta en escena que propone Julieta Cancelli logra recuperar el espíritu verdadero de su teatro. El rasgueo trémulo de la guitarra flamenca intensifica las escenas de dramatismo y acompaña la coreografía de los bailaores, quienes, recorriendo el escenario, dan color a la angustia que se respira en cada palabra de Yerma. El trabajo de Fernando Atias hace que Juan, el esposo, se vuelva realmente odioso para quien lo escuche chasquear sus dedos para dar órdenes a Yerma. María, amiga íntima, se vuelve querible y divertida en piel de Pepa Luna. Los músicos y bailarines hacen su parte y nos recuerdan que hacer teatro también es un trabajo en equipo. La obra demuestra a las claras que el teatro de Lorca es bueno para leer pero resulta mucho mejor para escucharlo y disfrutar.

“YERMA O LA CUADRATURA DEL CÍRCULO”

TEATRO EL CUBO Zelaya 3053, CABA Teléfonos: 4963-2568 Entrada: $ 300,00 – Sábado – 19:30 hs – Hasta el 16/09/2017

Ficha técnico artística

Dirección general: Julieta Cancelli Actúan: Anabella Ablanedo, Fernando Atias, Julieta Cancelli, Daniel Corres, Carla Liguori, Pepa Luna, Mónica Romero, Ana María Santiago, Maximiliano Trento Músicos: Nicolás Del Cid, Sebastián Espeche, Daniel Lifschitz Diseño de vestuario: Jorge Lopez Diseño de luces: Carlos Gaber Diseño Audiovisual: Luciano Cocciardi Realización escenográfica: Facundo Guerreschi



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba