04/08/2018

Un año sin Santiago: Relatos y reflexiones desde Mendoza

A un año de la desaparición forzada de “el Brujo” en la ciudad cuyana se movilizaron cientos de personas que confluyeron en un acto en la Legislatura provincial. Participaron sindicatos, partidos políticos, autoconvocados, Asamblea Popular por el agua y el Comité por la lucha de Santiago Maldonado-Mendoza. Por ANRed


Agosto es un mes que condensa varias fechas vinculadas con los Derechos Humanos: se conmemora el día internacional del detenido-desaparecido, un aniversario más de la llamada Masacre de Trelew de 1972 en la que fueron asesinades 16 militantes de organizaciones revolucionarias, también se conmemora a la Pacha Mama y los aniversarios de las resistencias a los avances de los proyectos extractivistas, como el Pacto Chevrón-YPF y el freno al Proyecto de Minera San Jorge que representó la acción colectiva de la población mendocina en 2013.

La vida y lucha de Santiago Maldonado están, de algún modo, vinculadas con todas estas efemérides. Su desaparición forzada y posterior asesinato reactualizan métodos de las fuerzas represivas que se suponían agotados. Las reivindicaciones de los pueblos originarios superan el reconocimiento de su identidad y convierten la recuperación de sus territorios ancestrales en conflicto. Las empresas transnacionales están dispuestas a retomar la ofensiva, con el amparo de una legislación represiva que permite desapariciones, asesinatos y la criminalización de quienes luchan. El capitalismo extractivista pretende socavar la solidaridad y toda alianza social que ponga en peligro su reproducción. La desaparición de Santiago puede leerse como una forma de disciplinamiento a quienes se solidarizan con el pueblo mapuche y sus luchas, un intento de aleccionar reinstalando el “no te metás”. Sin embargo, el contexto de marchas y actos a un año de su desaparición demostró que la resistencia se mantiene en pie.

En el marco del acto realizado en Mendoza el pasado 1 de agosto, conversamos con miembros del Comité quienes historizaron las acciones realizadas y aportaron lecturas de este conflicto:

“Apenas llega a Mendoza la noticia de la desaparición del Brujo durante la represión en la Lof en resistencia de Cushamen, sus compañeras y amigas inician su difusión y convocan para el 4 de agosto a la presentación de un habeas corpus colectivo. Ese día asisten algunes representantes de organizaciones políticas, sociales, culturales y de DDHH. Desde ese día se decide convocar a una asamblea para definir nuevas medidas de lucha y difusión para encontrar con vida al compañero y denunciar la seguidilla represiva contra el pueblo mapuche.

Distintas organizaciones participaron y colaboraron con el Comité: ferias populares, centros culturales, sindicatos recuperados -particularmente el SUTE (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación)-, organizaciones políticas, organismos de DDHH y compañeres de lucha de Santiago.

Su organización siempre fue asamblearia y abierta; hubo acciones de difusión (en bondis, en escuelas universidades, ferias, barrios), numerosas marchas a la Legislatura, a la Casa de Gobierno, a Gendarmería y cortes de accesos. También, en el camino, nos contactamos con compañeres en lucha contra el genocidio que viene perpetrando el Estado contra las comunidades originarias para la apropiación del territorio, hoy concentrada sobre los pueblos mapuche y wichi; pero extensiva a todes los pueblos que habitan el territorio. Fuimos construyendo una posición de denuncia contra el colonialismo, el racismo de gran parte de la sociedad y del arco político que ignora la represión permanente a los pueblos originarios, a quienes utilizan de modo oportunista la muerte del compañero, que llamaron a desmovilizar e ignoraron la ejecución de Rafael Nahuel y la persecución al pueblo wichi. Reivindicamos la lucha por un territorio libre de fuerzas represivas, por la autonomía de los pueblos originarios, su lucha contra el Estado que los coloniza.

A un año de lo sucedido y el contexto actual ¿cómo llegamos a esta jornada?

“Como contexto diría que hubo una merma de fuerzas, que se notó en el número de convocades, aunque aún sigue siendo importante. El incremento de las políticas represivas con el anuncio del decreto que habilita a las Fuerzas Armadas la represión interna y con las multas a las organizaciones que participan de las actividades de protesta contra esos planes, las maniobras de la justicia burguesa para defender al brazo armado del Estado condenando a los compañeros de Rafael Nahuel, el entorpecimiento de la investigación sobre la desaparición y asesinato de Santiago, la utilización de la oposición kirchnerista de la lucha de Santiago para lavarse la cara ocultando bajo la alfombra la represión que elles ejercieron cuando eran gobierno contra el pueblo mapuche mismo durante el acuerdo YPF Chevron son un nuevo intento del capitalismo de arremeter contra los pueblos del mundo, avanzar con el extractivismo y con la tasa de explotación.

Y se están viendo sus consecuencias en las guerras y resistencia a lo largo del mundo como Haití, Nicaragua, Medio Oriente. También hay un resurgimiento y reconfiguración de la lucha anticolonialista. La reivindicación de la identidad indígena y de los procesos autonomistas en el Abya Yala (América Latina) pero también en el Medio Oriente, como el de las compañeras kurdas.

Finalmente, y como parte de su lectura del contexto actual, decían en torno al Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo:

“El crecimiento del movimiento de mujeres disputa al Estado el control de la reproducción y se pone en pie de lucha contra la criminalización del ejercicio de la autonomía sobre nuestros cuerpos”.

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba