28/07/2018

Facundo Jones Huala ya cumple prisión domiciliaria

Este viernes dejó la Unidad Penal, en cumplimiento a lo dispuesto por la Cámara de Casación. Se trasladó a la casa de su abuela. El Juez Villanueva le impuso restricciones de visitas. Por En estos días.


El lonko mapuche Facundo Jones Huala aguardará la resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre su extradición a Chile, cumpliendo prisión domiciliaria.

Este viernes, luego de tres semanas de gestiones administrativas y trabas judiciales, se cumplió lo dispuesto por la Cámara de Casación que en una misma resolución rechazó la excarcelación pero le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria.

A media mañana, Jones Huala dejó la Unidad Penal 14 de Esquel y se trasladó a la casa de su abuela Trinidad, donde esperará la resolución de la Corte en relación a su posible traslado a Chile.

La medida se dispuso luego de que le colocaran una tobillera electrónica.

El Juez Gustavo Villanueva le impuso “un régimen ilegal y restrictivo de visitas”, según planteó una de sus abogadas, Elizabeth Gómez Alcorta. Criticó además que el magistrado estableció “días y horarios y un máximo de cuatro personas” para que visiten al lonko de la Comunidad en Resistencia Cushamen.

Jones Huala dejó la cárcel un año y un mes después de haber sido detenido en el puesto de Gendarmería de río Villegas, entre Bariloche y El Bolsón. Su detención se produjo el mismo día que el Presidente Mauricio Macri y la ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se reunieron para hablar, entre otros temas, sobre el “conflicto mapuche”. Así lo denunció el propio lonko pocas horas después de su detención en diálogo con este medio.

Sonia Ivanoff, abogada de Jones Huala, explicó a En estos días que las restricciones impuestas por Villanueva “son similares a las que obligan a Milagro Sala, lo que da cuenta de la prisión política que sufre”. En ese sentido, ironizó que en la Unidad Penal de Esquel, el lonko tenía “mayor flexibilidad para las visitas”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba